Contacta   |   Afíliate   |  

EL CAMBIO DE ALCALDE EN CALAHORRA ES UNA ESTRATEGIA PARA PONER UN SUELDO DE 52.000 EUROS A PORTILLO

0

La Portavoz regionalista en el Ayuntamiento de Calahorra señala que el interés por mejorar la ciudad no existe.
Marga Aldama, PR+

Marga Aldama, PR+

Los regionalistas recuerdan que Portillo, además, ingresa una importante cantidad por ser Vicepresidente del Parlamento.

El Partido Riojano (PR+) ha manifestado que el cambio en la Alcaldía del Ayuntamiento de Calahorra es una operación puramente mercantil para ponerle un sueldo de 52.000 euros a Luis Martínez Portillo. Los regionalistas opinan que no hay ningún interés por mejorar la ciudad de Calahorra. El compromiso de compaginar la actividad profesional, parlamentaria y del Ayuntamiento, por parte de Portillo, ha quedado en agua de borrajas ya que la primera medida del PP ha sido convertir a Portillo en seismileurista. Añaden que a los 52.000 euros hay que sumar la cantidad que recibe Portillo como Vicepresidente del Parlamento.

El Comité del PR+ en Calahorra subraya que el anuncio de Pagola de que “estaba cansado” es otro cuento del PP y sólo han realizado una operación mercantil política para que Javier Pagola se quede con el gran sueldo del Senado y Portillo acceda a un nuevo salario, con lo que queda demostrado que la austeridad del PP es más falsa que sus promesas para Calahorra.

Para la Portavoz del PR+, Marga Aldama, es “lamentable que la primera medida de Portillo sea ponerse un sueldo de 4350 euros mensuales, cuando hay miles de familias que no tienen ningún ingreso o están viviendo con 426 euros al mes”. Para la concejal riojanista “… ni tan siquiera han dicho cuáles son sus objetivos, ni qué van a hacer y, una vez más, el PP demuestra que todo lo que hacen tiene un interés económico muy claro, como pasó con la “venta” del Hospital de Calahorra o con las declaraciones de la renta del actual alcalde”

Para el Partido Riojano Calahorra es lo de menos, sólo importan los ingresos del PP y los sueldos de sus altos cargos. Para los riojanistas, sin empezar el mandato del Alcalde -no elegido por los ciudadanos -hay gestos que pintan muy mal, que demuestran una maniobra en beneficio propio y no de los calagurritanos. El PP no cumple sus promesas con las inversiones en la ciudad, con polígonos sin accesos, con un Casco Antiguo que se cae a trozos, con un comercio devaluado y con un sector industrial desaparecido. Está claro que el PP siempre cuida a las familias, sobre todo a las suyas.

Compartir.

Comentarios cerrados.