Contacta   |   Afíliate   |  

UNIDAS PODEMOS DEBE EXPULSAR A MARIO HERRERA SI SE NIEGA A DIMITIR Y A RAQUEL ROMERO SI SE NIEGA A CESARLO POR SU INTOLERABLE CONDUCTA DE NOCHEVIEJA

0

El director general de Participación, de la consejería de Unidas Podemos, sigue aferrado al cargo confiando en que los días pasen

 

Todas las fuerzas políticas han condenado el episodio que acabó con el BMW de Herrera empotrado en un árbol y abandonado, pero el único que puede hacer algo más y definitivo es el partido al que pertenece Herrera

 

En Unidas Podemos parece pesar más el dinero que les aporta el grupo parlamentario y tener esta consejería que la decencia política

 

 

Logroño, 11 de enero de 2021

 

La Rioja retoma su actividad tras las fiestas de Navidad y el director general de Participación, Mario Herrera, sigue sin dimitir por el incidente que protagonizó en Nochevieja. En la madrugada del día 2 de enero, el alto cargo de la consejería de Unidas Podemos empotró su BMW contra un árbol junto a la urbanización del campo de golf de Sojuela. Posteriormente dejó el vehículo abandonado y a la mañana siguiente, requerido por la Guardia Civil, contó una rocambolesca historia sin aportar prueba alguna.

 

La sociedad riojana y todas las fuerzas políticas hemos pedido la dimisión de Herrera una y otra vez. El clamor continúa y no va a cesar porque el episodio es de una gravedad extrema. Sin embargo poco más podemos hacer. Todos excepto Unidas Podemos. El partido al que pertenecen la consejera Raquel Romero y el propio Mario Herrera es el único con capacidad de dar un paso más y definitivo como censura a la intolerable actitud de su cargo público.

 

El Consejo Ciudadano de Unidas Podemos en La Rioja declaró que la conducta de su representante no fue “ni correcta ni ejemplar”, calificativos que deben primar “en el desempeño de un cargo público”. A pesar de esta consideración, nada más se ha hecho desde la dirección de esta formación política que ostenta en La Rioja Arantxa Carrero.

 

Una vez que han pasado las fiestas y el director general de Participación sigue aferrado a su cargo esperando que los días pasen, el partido debe tomar cartas en el asunto. Unidas Podemos debe expulsar a Mario Herrera si éste se niega a dimitir y hacer lo mismo con la consejera Raquel Romero si se niega a cesarlo. Ella lo nombró y ella tiene potestad para destituirlo.

 

Arantxa Carrero no puede consentir ni un día más que estas dos personas representen a su formación y si lo hace será exclusivamente por el miedo a perder la aportación económica que el grupo parlamentario y tener esta consejería supone para el partido. Si Carrero no los echa quedará claro que antepone el dinero a la decencia política.

 

La Rioja no debe seguir pagando un sueldo público a una persona con un comportamiento tan censurable, y tampoco permitir que seamos noticia nacional por mantenerlo como representante del Gobierno Regional.

 

Es una imagen que también debería preocuparle a la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, que no puede escudarse en que es una cuestión personal y tratar de eludir su responsabilidad ya que Raquel Romero es una consejera de su gobierno por ella nombrada.

Compartir.

Comentarios cerrados.