Contacta   |   Afíliate   |  

ANTOÑANZAS EXIGE A ESTADO, GOBIERNO DE LA RIOJA Y AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO QUE CONTINÚE CON LOS PROYECTOS DE LAS FASES II Y III DEL SOTERRAMIENTO

0

Respalda el consejo de los técnicos de actuar ya en cuatro puntos de la ciudad: 4ºPuente-Portillejo; Vara de Rey-Parque San Miguel; Baltasar Gracián-Tirso de Molina y Los Lirios

“Hablamos de 39 millones de euros, totalmente asumibles con un convenio vigente, con la posibilidad de obtener fondos europeos y con suelo para enajenar”

“La transformación de la ciudad no se puede parar tras finalizar la Fase I”

El candidato del Partido Riojano-España Vaciada al Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha comparecido esta mañana para analizar la situación del proyecto de soterramiento de la vía férrea a su paso por la ciudad y reclamar su continuidad ahora que la Fase I está a punto de concluir.

“La transformación de la ciudad no se puede parar. Nos ha costado mucho llegar hasta aquí y debemos continuar porque es vital para nuestro futuro y porque tenemos las herramientas adecuadas para conseguirlo”.

Así se ha expresado Antoñanzas para exigir a las tres administraciones implicadas (Estado, Gobierno de La Rioja y Ayuntamiento de Logroño), que componen la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril (LIF 2002), que aborden los proyectos de las fases II y III.

“El Ministerio ha encargado un estudio de viabilidad para la mejora del corredor ferroviario entre Logroño y Miranda que plantea una salida del ferrocarril de nuestra ciudad distinta a la actual, hacia Pancorbo-Mirada en lugar de por El Cortijo. No obstante, hasta que este trazado esté claro, hay diversas actuaciones que estaban programadas en el Estudio Informativo de 2001 que pueden acometerse ya. Así lo aconsejan los técnicos del soterramiento”.

En concreto se refieren a la intervención en cuatro puntos concretos del trazado urbano:

-1. Conexión del 4º Puente con Portillejo (incluido en Fase II)

-2. Vara de Rey-Parque de San Miguel (Fase III)

-3. Prolongación del túnel entre Baltasar Gracián y Tirso de Molina (preparado en Fase I)

-4. Cubrimiento en Los Lirios (preparado en Fase I)

“Estructuralmente la más importante para la ciudad es la zona 1, la conexión con Valdegastea, Avenida de Burgos. Es importante para no sobrecargar de tráfico el barrio de El Cubo y otras vías. No obstante pueden hacerse todas de forma simultánea, y en concreto las que ya se han dejado preparadas en la Fase I son sencillas de acometer y con un presupuesto fácilmente asumible”, ha señalado Rubén Antoñanzas.

Según la valoración de los técnicos de LIF:

-1. Tendría un coste de 7,5 millones y consistiría en una conexión en túnel por debajo de la vía actual, permitiendo también la continuidad del futuro desarrollo del Plan Parcial Camino de Fuenmayor.

-2. Comprende 900 metros desde el lugar al que ha llegado la Fase I hasta el Parque de San Miguel, con una inversión mayor por los costes de urbanización del entorno de la trinchera que conllevaría, 22 millones. No obstante, como indican los técnicos, se podría independizar la parte ferroviaria de la urbanización y que la administración local y regional, en su caso, ejecutaran las obras de integración e urbanización en diversas fases.

-3. Se considera sencillo de acometer al haber quedado ya preparado el trazado ferroviario, a la espera de sobreelevar y cubrir. Tendría un coste de 3,2 millones de euros y permitiría la transformación de las traseras de los desarrollos urbanísticos acometidos en los últimos años.

-4. Tampoco requiere obra ferroviaria porque ésta se ha ejecutado ya en la Fase I. Se estima que una inversión de 6,5 millones para cubrimiento e integración sería suficiente.

La cifra total que las tres administraciones deberían abordar para continuar con los trabajos del soterramiento alcanzaría los 39,2 millones de euros aproximadamente.

A juicio de Antoñanzas, “es perfectamente asumible. Tenemos un convenio entre las tres administraciones que está vigente, aunque haya que renegociarlo por el tiempo transcurrido. Además estos proyectos tendrían perfectamente encaje dentro de las líneas de ayudas de fondos europeos, por lo que debemos agilizar su presentación para no dejar pasar esta fuente de financiación. Por otra parte hay que acometer la enajenación de los solares resultantes de la Fase I, que lo lógico es que vayan a cubrir las dos siguientes fases. No hay que olvidar que tenemos 127.000 m2 de suelo residencial, solares para una docena de edificios en los que construir unas 1.200 viviendas. Tal como nos comunicó la Sociedad hace unos meses, se ha iniciado el proceso de trasmisión del suelo a LIF, decidiendo que se hará por el sistema de compraventa, de modo que la enajenación podrá comenzar a principios del año próximo”.

En este contexto, “es urgente hacer los proyectos técnicos y planificar la comercialización del suelo. En esta próxima legislatura podríamos ver estos cuatro tramos o terminados o en marcha. Podríamos tener los proyectos redactados y aprobados en un año y dedicar los otros tres a ejecutarlos”.

Tras el soterramiento ya culminado en la Fase I, quedan 3,5 kilómetros de trazado urbano que Logroño aspira a integrar y solucionar así problemas de ruidos, de mal estado de la trinchera, de seguridad… No obstante, para Antoñanzas, el paso del ferrocarril por Logroño “es más una oportunidad que un conflicto. Poder integrarlo y ganar ese espacio para la ciudad es una posibilidad que no todas las ciudades tienen. Nosotros podemos disponer de un corredor central para reurbanizarlo según los parámetros actuales, con más espacios verdes, con dotaciones, con carriles bicis, con grandes aceras y zonas estanciales. Permitirá además adoptar sistemas de sostenibilidad para regar, iluminar… que no teníamos antes. Sin duda una ciudad mucho más amable que la que fue creciendo en torno a la vía férrea”.

Compartir.

Comentarios cerrados.