Contacta   |   Afíliate   |  

ADEMÁS DE MENTIRNOS, TAMPOCO NOS DICEN LA VERDAD…

0

Cuando estrenamos este año 2013, nadie pensaba que las cosas pudieran ir peor de lo que fueron en 2012. Sin embargo, cuando estamos a punto de empezar el nuevo año, asisto entre perplejo e indignado a los diferentes discursos navideños de los máximos dirigentes de nuestro Estado porque creo que el balance no puede ser más desastroso y no sé muy bien si con sus palabras tratan simplemente de animarnos o realmente se han acostumbrado a pensar que todos somos tontos.

Creo que el Rey de España hubiera hecho mejor retrasando su operación de cadera a estas fechas, para evitarnos la indignación que supone oírle defender ciertos valores en unos momentos en los que el comportamiento de determinados jueces y especialmente de algunos fiscales hacia su familia, consigue que hasta los más convencidos monárquicos acabemos pensando si no sería mejor que llegue una nueva República.

Las contadas lecturas de comunicados que el Presidente de la Nación se digna realizar, todavía resultan más insultantes y ofensivas en un contexto en el que todos somos conscientes de que quien nos gobierna tiene un parecido cada vez mayor con “Alí-Baba” y que su sede madrileña de la C/ Génova es una madriguera de malhechores que ha tenido que ser intervenida por la mismísima Guardia Civil.

En medio de un caos laboral, social y económico sin precedentes en toda nuestra historia reciente, los sindicatos parece que sufren una extraña afonía que les impide levantar la voz ante los abusos y excesos de un Gobierno que está únicamente preocupado por salvar a los bancos y que, con toda razón, apela a la reforma constitucional que pactó con el Gobierno del PSOE, para justificar que sus actuaciones antepongan el interés de los bancos al de los españoles que están pasando hambre y frío en las calles. Un PSOE que, como oposición, camina claramente por detrás de la sociedad, más entretenido en esquivar los puñales que vuelan por los despachos de Ferraz o de Martínez Zaporta que de construir una alternativa creíble y que contempla las últimas leyes del Gobierno del PP, (aborto, seguridad…), como una tabla de salvación a la que agarrarse para tratar de sacar el cuello del agua, pero a las que no es capaz de enfrentarse con el rigor, la firmeza y la beligerancia que la gravedad de las mismas requiere.

Y llegamos a la Nochebuena con el presidente de La Rioja haciendo declaraciones en las que dice que no le da la gana explicar si su chalé, además de ilegal, ha sido financiado con dinero público, como así parece; en las que reconoce que permanece trabajando porque si abandona, perdería dinero; en las que miente sin pudor sobre la situación de La Rioja o sus propias actuaciones y por las que nadie le pide cuentas.

Aunque también, no sé de qué me extraño. Pedir cuentas por la nadería de su chalé parece una ingeuidad cuando nadie le pidió cuentas cuando entregó CAJARIOJA, -el legado de nuestros ancestros-, a un grupo de amiguetes de su partido que la necesitaban para intentar ocultar la corrupta gestión económica en Valencia y en Madrid y, de paso, ocultar las verdaderas razones por las que la Caja de todos los riojanos perdió 118 millones de euros en el último ejercicio.

Ya no se estila Caja Rioja. Ha pasado de moda. Pedro Sanz ya ha quemado todas las fotos que se hizo con Rodrigo Rato y ahora solo se retrata con Goirigolzarri que viene de vez en cuando a Logroño a darnos cuatro migajas para que mantengamos ese fantasma de Fundación con la que quieren hacer ver que todavía existe nuestra Caja. Siguen mintiendo, pero siguen sin tener ningún pudor en hacerlo.

Y por eso acabo el año verdaderamente conmocionado al conocer el contenido de los correos electrónicos que el ex presidente de Caja Madrid, amigo personal de Aznar y factotum de la política económica del PP intercambiaba con sus amigos y con los más altos dirigentes del país. Prebendas, favores, dietas, gastos justificados que son absolutamente injustificables, cacerías, nepotismo, sueldos millonarios…, con los que el PP consiguió arruinar ni más ni menos que 7 cajas de ahorro y que generó el mayor rescate bancario de la historia de Europa. Pero recordemos que Pedro Sanz nos aseguró que todo eso se hizo por el bien de España y de La Rioja y que gracias a ello ahora nuestro sistema bancario es más fuerte. Por eso, para preservarlo, será por lo que están tratando de acorralar al único Juez que ha tenido el suficiente coraje y sentido de la Justicia para enfrentarse a los ladrones.

La ruina económica a la que nos han llevado toda esta caterva de incompetentes dirigentes que han amparado la delincuencia, no es comparable ni tendría demasiada importancia si no fuera porque también nos han conducido a un fracaso social, moral e institucional tan grave que está provocando incluso el cuestionamiento del sistema.

Parece que es por nuestro bien por lo que, además de mentirnos, tampoco nos dicen la verdad. Es mejor que pensemos que todo está mejorando, que ya se ve la luz al final del túnel, aunque me temo que los únicos que mejoran son los que siguen viendo la luz del sol, cuando hace tiempo que deberían estar entre rejas. 

Compartir.

Comentarios cerrados.